• +644 418 993
  • admin@pablo.works

Volver a empezar

Volver a empezar

Tenía que coger impulso y…

No descubro nada nuevo si afirmo que para dar un gran salto lo ideal es retroceder para coger carrerilla y asegurar así todo el impulso posible. Eso es exactamente lo que he hecho estos últimos meses, y siguiendo ese símil, lo que voy a presentar ahora es esa carrerilla, porque en realidad el salto vendrá justo después.
Además much@s os preguntaréis qué ha sido de Uxue. ¿Cómo nos vamos a olvidar de Uxue?

Antigüo PROJECT

La idea de Pablo Works nació a mitad de 2014, publiqué Small But True en 2018 y The Life That I Love en 2019, y luego conocí a Uxue en noviembre de ese mismo año.
Empezamos a trabajar juntos en febrero, y en marzo de 2020 llegó la pandemia, más puntería es imposible!… bueno sí, de hecho nuestro primer mini concierto iba a ser el 13 de marzo, el día que dio comienzo el confinamiento. Lo hicimos en streaming. Eso es puntería.
Durante un año y medio dediqué todo mi tiempo, toda mi ilusión y toda mi energía a echar a andar toda esta historia después de replantearla y renombrarla como PABLO WORKS PROJECT y convertirla en un dueto con Uxue al bajo y los coros. Todo enfocado a darle sitio y presencia a ella, tanto en el disco Fuerte como en las redes, en los vídeos y en los directos.
Mucho esfuerzo, mucha confianza y mucha intensidad que terminaron pesando mucho, a ella y a mí.

El vacío

Toda esa responsabilidad y todo ese peso que recayeron sobre Uxue sólo se pueden asimilar y soportar si la estructura que te sostiene está formada en su mayor parte por un material llamado «vocación». Vocación inequívoca.
Intentarlo sin ese sustento es una tortura que nadie debiera sufrir, y ahí creo que nos equivocamos los dos, sin ningún tipo de maldad, llenos de ganas e ilusión, pero esto no es una película americana.
Ese material, «la vocación», ese es el material que mantiene a una persona en esta pugna cotidiana que es la carrera de obstáculos de un artista o de algunas otras profesiones y oficios de incierto devenir.
Esa vocación nos suministra la determinación, el coraje, la fuerza y la ilusión que son necesarias e imprescindibles para contrarrestar las dudas, la pereza, el agotamiento, la desilusión y el desaliento que siembran el día a día de un artista desde que se levanta por la mañana hasta que se acuesta por la noche. No es sólo arte, también hay que comer y pagar las facturas a fin de mes.
Sin vocación natural hay demasiados momentos en los que sentirás que tus pies se posan sobre el vacío, y para eso no hay ninguna otra solución. Tener vocación o una buena herencia.

La vocación

La vocación no tiene casi nada que ver con el mundo consciente y manipulable, pertenece más bien al subconsciente, a lo instintivo y a lo no racional. La vocación es una fuerza superior que sólo se puede tener, no se puede adquirir, la tienes o no la tienes. Y, por cierto, sirve sólo en ese campo en el que la tienes, para el resto de cosas de la vida estás como los demás.
No sirve de nada reunir todas las condiciones del mundo para desarrollar ciertas actividades, sin vocación esas aptitudes son anecdóticas. Sin embargo con vocación se pueden superar todo tipo de carencias. Igual no se consigue, pero nunca se deja de intentarlo.
Es una cuestión de coraje, nada más.
La vocación no soluciona nada, no da la felicidad, ni mucho menos, no da poderes, no da talento, sólo da la fuerza y la determinación para ir hacia ese lugar que tu alma ansía y sueña, sea el que sea ese lugar, pero no hay garantías de nada más, puedes perfectamente no llegar a ningún sitio especial, pero sabes cual es tu camino. Ni más ni menos. Punto.

El camino

Los verdaderos caminos, y no hablo de algo artístico específicamente, me da igual hablar de una relación, un negocio, el deporte, o lo que sea, están inequivocamente impregnados de renuncias. No hay forma en esta vida de conseguir hacer cosas importantes sin hacer incontables renuncias a otras cosas, eso no existe. Igual que es imposible disfrutar de una noche en París al mismo tiempo que de una en las Bahamas, tengas el dinero y el poder que tengas sólo tienes una vida y una presencia, así que elige bien dónde y con quién quieres estar, y qué quieres hacer, porque todo lo demás hay que descartarlo.
Así lo creo, y de la misma forma creo que en esta vida no hay por qué hacer necesariamente grandes cosas o seguir grandes caminos, y hablo en todo momento de caminos y logros personales, no necesariamente públicos y notorios. Se puede vivir perfectamente sin esos retos y exigencias, de hecho creo que es más fácil alcanzar la felicidad con una existencia más liviana y sencilla.
Pero todas estas cuestiones son personales, porque cada cual tenemos unas necesidades emocionales, cada cual somos un mundo. Por eso no debiéramos juzgar jamás a los demás, porque no sabemos qué pasa en cada azotea, es imposible saberlo ni entenderlo, ni aunque nos lo cuenten.

Punto de inflexión

Con PABLO WORKS PROJECT llegó un momento muy crítico donde había que terminar de apostar todo a un número, y hacerlo sin remilgos, con determinación y sin fisuras, y conforme llegábamos a ese momento, en mitad de una pandemia que hacía más incierto que nunca un camino que siempre fue incierto de por sí… es cierto que nos encontrábamos en ese instante en el peor momento de la historia moderna para iniciar un proyecto artístico, y más escénico, el peor con diferencia.
Es complicadísimo echar a andar una empresa de ese tipo, por momentos parecía imposible, y ahí es donde se hace imprescindible esa fuerza superior, tan inexplicable como intangible, que hace que cierres los ojos y sigas, y sigas, y sigas, y no hay un «y si…», tú sigues, esa es la vocación.
Nuestro proyecto ya traía de tiempo atrás algunas fisuras que no quisimos ver o que supusimos el tiempo y los resultados soldarían, pero no fue así, terminaron tensionando nuestra capacidad emocional, mellando y resquebrajando la estructura desde los cimientos hasta hacerla insostenible.
La pobre Uxue entró en esto con toda su ilusión y su inocencia, y acabó zarandeada sin verlo venir por la estrepitosa magnitud de la feroz lucha contra los elementos, mejor dicho, de MI feroz lucha contra los elementos.

La vorágine

Yo trabajo a un ritmo infernal porque no conozco otra forma de hacerlo, ni me la puedo permitir, a un ritmo que muy pocos avezados profesionales pueden seguir, y si a eso le añadimos una pandemia que me dejó sin presente, sin trabajo y con mucho tiempo para preparar el futuro, ese tan incierto, apoyándome en mi energía y mi fe, entonces podemos ver a una chica bajo una presión que en realidad no había buscado, porque cuando le propuse participar en el proyecto ella no sabía cómo es este mundo por dentro, no tenía ni idea, no sabía nada de lo que significa ser músico profesional, ni sabía nada de lo que significa apostar todo a un número, se encontró en mitad de una vorágine que en realidad a ella ni le iba ni le venía, sólo pasaba por ahí y yo le vi algo, se lo propuse y se apuntó.
Así que ese año y medio que dediqué a impulsar un proyecto con Uxue, un proyecto de dos, acabó de forma inexorable en agua de borrajas. Así que luego me ha tocado desandar lo andado, resetear todo y reconducir PABLO WORKS, sin necesidad tampoco de renunciar a todo lo que he hecho anteriormente.
Pero sí que es imprescindible volver a dejar una imagen clara de lo que hay y de lo que no.
Uxue sigue con su vida, creo que muy feliz, después de dar también un gran golpe de timón y cambiar su rumbo drásticamente. Los dos sobrevivimos, y desde luego le deseo lo mejor de lo mejor.

Nuevo PROJECT

Y después de darle muchas vueltas al asunto, después de tratar de volver a encajar las piezas de este puzzle que es mi vida, y después de haber escrito entero el próximo disco de Pablo Works, lo primero que voy a hacer es eso, resetear para volver a un punto desde el que partir y seguir adelante.
Ese punto va a ser PROJECT.
Mi nuevo disco se va a titular así, PROJECT.
Me he encerrado en el estudio y he elegido una serie de canciones del pasado, las que quiero que sigan acompañándome en los conciertos, y las he cogido una por una para volver a mezclarlas y remasterizarlas de forma que tengan cierta coherencia común.
Les he sacado no sólo mejor sonido a todas, sino que además ese sonido lo he unificado para que compartan el mismo disco y se acompañen unas a otras. Podríamos decir que he homogeneizado el sonido de mi proyecto sin que pierdan la peculiar esencia de cada una, y sin grabar nada nuevo.
A las canciones que pertenecen al disco Fuerte les he quitado en general la sensación de dueto (aunque en dos me acompaña la voz de Eva Andaluz), así como a We Are Not, y las de Fuerte vuelven a tener los bajos originales que grabé al escribirlas y grabarlas.
Además de canciones de mis tres primeros discos, he añadido tres canciones que publiqué en Youtube durante la pandemia, Chipchiririp, Así Pasamos el Tiempo y Hello, que no están en ningún disco (y eso no podía ser) también remezcladas y remasterizadas para la ocasión, y dos canciones de la nuevas que no termino de ver en el que será el siguiente disco, una porque es en inglés (y el próximo disco será 100% en castellano) y la otra por el estilo musical y porque es un poco gamberrada. Esas canciones son YOU y SOMOS FREE (Que se estrenarán en los medios digitales el 4 y el 18 de marzo respectivamente).

Y acabando…

Ayer grabé y edité un vídeo, mi primer Pableando, para explicar un par de cosas sobre el próximo disco, y para anunciar que abro la pre-venta del mismo, para tratar de sufragar los costes de fabricación sin tener que pedir demasiado dinero, porque Omicrón, y su consiguiente ausencia de conciertos, me han vuelto a dejar pelado.
Ese vídeo lo estreno hoy, 16 de febrero de 2022, a las 13 horas.

No olvidéis pasar por el canal de Youtube de Pablo Works y suscribiros, y darle a la campanita… y ya puestos, a los cascabeles!!! Jajajajjaaj!!!

Un abracicoooo!!!!!!

Pablo Works

Leave a Reply