• +34 - 644 430 972
  • admin@pablo.works

VOLVEMOS A EMPEZAR

VOLVEMOS A EMPEZAR

Tú trazas una minuciosa planificación tratando de que sea coherente y progresiva, con una meditada evolución y dando los pasos con calma y firmeza, y justo cuando vas a dar la primera pincelada en el lienzo donde has ido estructurando toda la composición del cuadro llega Mister Covid 19 y se caga en tu paleta de colores.
Algo así nos ha pasado, ya habíamos empezado, pero volvemos a empezar.

Uxue y yo no vamos a retomar ahora nuestro camino donde lo dejamos justo antes de la pandemia porque con el largo parón nos hemos comido ya una fase que ahora ya no va a encajar.
Ese pequeño grupo de breves e íntimos conciertos de presentación que íbamos a ofrecer después del de La Carbonera para ir amoldándonos mientras íbamos trabajando en privado las canciones más rítmicas para luego pasar de fase (pero no de desescalada) y hacer conciertos de repertorio completo con otro nivel de energía y tensión y otros sonidos, ese pequeño grupo de conciertos se ha quedado en el rincón de las cosas que podían haber sido bonitas pero que no pudiste hacer.

Hemos tenido tiempo para ir trabajando por separado, pero en la misma dirección, y al reencontrarnos en el estudio nos parece que quedarnos en ese intimista y ya antiguo set, sólo interpretado una sola vez en un torpe streaming con sabor a plástico, se nos queda a todas luces corto hoy por hoy. Mañana ni te cuento.

Tenemos una curiosa colección de temas, algunos nuevos (y no sólo Chipchiririp y Así pasamos el tiempo, curiosas y con una marcha…), que elevan la apuesta a otro nivel.
Diferentes estilos y temáticas que puestos en el escenario con nuestro escueto pero al mismo tiempo completo formato de directo, sentimos que crean una atmósfera muy personal y en la que nos encontramos muy a gusto.
Tengo ese agradable regustillo que da saber que estás haciendo algo que va a sorprender, y en lo que creemos con raudales de vehemencia.

Y al margen de todo, admitámoslo, da gustico y tiene su punto tocar con serenidad y contención, con mesura y sosiego, saboreando, pero al final te van rondando los demonios y en cuanto te descuidas se te llevan.
Que la cabra tira pa el monte, vamos, pero porque el monte es su sitio.

Uxue y servidor, y si hace falta en representación de todas las cabras federadas, hemos bajado al establo porque era nuestro campamento base y en dónde íbamos a prepararnos y era desde donde íbamos a comenzar la escalada, poco a poco, pero no nos engañemos, acabaremos en el monte.
Lo vamos a hacer por etapas, primero los cimientos, luego los pilares, el tejado y por último las paredes y carpintería, no obstante cabras somos y pa el monte tiraremos, es decir, aunque lo construyamos con delicadeza no va a ser un palacete. No sé si me explico.

El caso es que ya habíamos empezado, pero volvemos a empezar.
No problem.

Amenazamos con alguna «live session» diferente para ir abriendo camino.

Camino en el que esperamos ir encontrándonos con vosotr@s. We wish it.

Pablo Works

Pablo Works

Leave a Reply