• + 644 430972
  • admin@pablo.works

Tag Archive pop navarra

WE ARE NOT

Primer single (y videoclip) de The Life That I Love, nuestro segundo disco.
En este caso he contado con la colaboración de mi viejo amigo Javier Borda, cantante de ópera afincado en Londres desde hace tres lustros, que ha hecho un ejercicio de adaptación en su voz para cambiar el registro y la textura con los que canta habitualmente logrando mimetizarse con el entorno más pop de esta canción.

EL ORIGEN

La inspiración de este tema escrito a finales de diciembre de 2018, justamente en navidades, es una temática recurrente en las comidas y sobremesas que con cierta regularidad compartimos Javier y yo con el tercer mosquetero y artista Carlos Lázaro.

Javier Borda, Pablo Works y Carlos Lázaro, siempre de cháchara

EL SENTIDO

La canción es una pugna constante entre las ilusiones juveniles del chaval que quiere ser famoso, que cree que es el camino a la felicidad, a la plena satisfacción, que cree que es casi obligatorio alcanzar la fama porque no conseguirlo es el fracaso, y el hombre maduro y experimentado (lo que vamos siendo ya) que tiene la certeza de que lo que da sentido a la vida, incluso en un artista, son muchísimas otras cosas mucho más importantes. Este hombre maduro sabe, de hecho, que la popularidad suele ser un obstáculo hacia la felicidad, es humo, y muchas veces tóxico.

Pero la constante en este juego de la vida es que siempre está ese pequeño diablo en tu interior merodeándote y tratando de darte un último empujón para que trates de seguir ese camino platónico e incierto, lleno de promesas y suposiciones que finalmente son el oro de Midas.

Este diablo aparece en el vídeo de principio a fin, y es un diablo que acompaña a cada artista y a muchas otras personas hasta el momento de su muerte, porque siempre nos quedará el «y si hubiera…»
Ese diablo es nuestro ego, y a veces es fuerte e irresistible, y es tenaz.

LOS DOCUMENTOS

Como siempre , disponéis en esta misma web de la letra y traducción de cada canción. Este es el enlace a la de We Are Not.

Aquí os dejo el vídeo, y si alguien ha soñado alguna vez con ser una estrella, y si alguien ha pensado que lo hubiera merecido, ese alguien entenderá esta canción como suya. Espero que os guste.

LOS ENTRESIJOS

Para terminar, el vídeo está grabado en las calles de Pamplona, sobre todo en Carlos III, y termina con el protagonista (Javier) mirando con nostalgia despegada el frontal del Teatro Gayarre, que es el lugar en el que Javier y yo fuimos parte del reparto de Fuenteovejuna de Lope de Vega, Javier fue Frondoso y yo era El Comendador, y aquella experiencia de 1993 (creo), los aplausos de las más de 1000 personas que abarrotaban el teatro cuando bajó el telón, aquello marcó un antes y un después en nuestras vidas.
Los dos éramos ya estudiantes de Canto Lírico y, después de eso, Javier dedicó su vida a la ópera, estudiando durante años en el extranjero, y yo me pasé al Canto Moderno y estudié Arte Dramático.
Por eso el vídeo es un «voy no voy», hasta que se decide a ir y ponerse frente al lugar que nos marcó y guió nuestras vidas hace casi 30 años, con todo el significado que tiene lo mires como lo mires.

Javier Borda (Frondoso) y Pablo Gortari (El Comendador) en el Teatro Gayarre de Pamplona.

LA CONCLUSIÓN

Veo el vídeo de We Are Not y pasan por mi cabeza, como en el vídeo pasan por la del protagonista (Javi), todas las peripecias, vivencias maravillosas y terroríficas, miles y miles de horas de esfuerzo y sacrificio, todo tipo de renuncias, y pasa por mi cabeza un camino lleno de baches y de magia, mucha magia, porque al final ese es nuestro oficio, la magia, la magia de la que llenamos un escenario, un local, una plaza, no son nuestra profesión ni nuestra vocación la fama ni la popularidad, ni la opulencia ni el glamour.
Somos unos señores que entran a un camerino y se sientan delante de un espejo, de ahí hasta que salimos al escenario transcurre una transformación, nos convertimos en magos, en creadores de ilusión, en generadores de emociones, y en marionetas de nuestra pasión.
Luego eso termina y salimos a la calle y volvemos a ser unas personas que andan por el mundo de luces y sombras que a todos nos une, pero en nuestro caso vamos por la vida con un objetivo concreto, nítido y fijado, volver a un escenario para volver a hacer magia, porque eso es lo que nos hace felices.

De eso habla We Are Not, de que finalmente nosotros somos de esos, no de los otros; planteo la posibilidad de haber errado el camino, y la conclusión es:
«I don´t know if this is what I think truly«
«No sé si es eso lo que pienso realmente«
Por mucho que nos persiga ese demonio tentador nosotros somos artistas, que para lo otro ya están Mario Vaquerizo, Leticia Sabater y el resto del infinito zoo de patanes que copa los paupérrimos medios, otrora vehículos de cultura, conocimiento y entretenimiento sin necesidad de perder la dignidad.
En fin…

LA DESPEDIDA

Si la queréis tener podéis descargar la canción desde iTunes en: We Are Not

Y si queréis el disco físico, el cd, este es el enlace a la tienda de esta misma web donde podéis comprar los discos: Tienda Works

Queridas, queridos, we are not. Don´t forget it, please.

Un abracico!

Pablo Works

Pd: Para hacer este vídeo hemos contado también con la colaboración de Virginia Navarro y Mikel Larequi, imprescindibles siempre. Para hacer las tomas de estudio, al igual que en el vídeo AMIGO, invadimos el txoko de Eustaquio y Conchi en Marcilla (Navarra), los padres de Vir.
Mi agradecimiento infinito a los cuatro.

RUIDO

Hola a tod@s 11 meses después!

Sí, ya sé que ha pasado casi un año desde mi última entrada en esta web, pero también sé, y much@s lo intuís, que no he dejado de trabajar en este proyecto ni un sólo día desde entonces. Ni un sólo instante.
La cuestión es cómo y cuándo considere cada cual que debe hacer más o menos ruido, y en mi caso concreto no acostumbro a hacer mucho ruido ni cuando estoy armado de poderosas razones y más necesario es. Ni os cuento el resto del tiempo lo que disfruto no existiendo. ¿Qué le voy a a hacer?
Parece incompatible ser artista y discreto al mismo tiempo, y seguramente lo sea, y así me va en mi pequeño mundo, sólo suelo dejar de ser minúsculo y convertirme en mayúsculo cuando subo a un escenario. Escenarios habitualmente minúsculos en mi caso, un torbellino de paradojas y contradicciones.

He terminado el segundo disco de Pablo Works y lo he titulado THE LIFE THAT I LOVE, que es simplemente el título de una de las canciones, la primera del disco, cuya letra define muy bien mis andanzas por vuestros mundos. Este tema no es ninguno de los singles en potencia, pero es muy importante para mí por lo que significa, y como título para el disco me llena y satisface, y lo veo muy apropiado porque los directos del futuro los veo del señor Works.

Letra y traducción de la The Life That I Love con algunas imágenes de acompañamiento.

Y he terminado este segundo disco que, por llamar la atención, comencé a grabar antes que el primero; las baterías las grabamos en marzo de 2017 en Albacete, y los bajos los grabé en mayo de aquel año, todo lo demás esperó a que hiciera enterito el disco Small But True.
Pero además he dejado ya, mientras iba grabando este, medio encaminado el siguiente, el tercero. Es decir, un puto desastre y un desorden abrumador pero inevitable. Tenemos que aprender a convivir con nuestras taras.

Igual alguien se pregunta por qué demonios grabé un disco, lo presenté y vendí ejempleres en algunos conciertos de Pablo Líquido, y lo volví a meter en el cajón, el disco y todo el proyecto Works.
Bueno, la explicación es bien sencilla y meridianamente clara: No puedo promocionar un proyecto sin hacer conciertos, y no puedo hacer conciertos con un repertorio basado en un disco que dura poco más de media hora como es Small But True.
Sin conciertos no hay promoción, y sin promoción no hay conciertos, y sin repertorio suficiente no hay ni conciertos ni promoción, por eso he preferido no quemar cartuchos de Pablo Works que sería como disparar con la pólvora mojada, y he preferido ampliar y mejorar la base y el contenido antes de dar ningún paso que luego tenga que rectificar, o que simplemente esté mal dado.
Y lo presenté en elgunos conciertos y vendí algunos ejemplares, los necesarios y suficientes, para pagar la fabricación. Sólo por eso.
Ahora para los conciertos tengo 20 canciones publicadas, 9 de Small But True y 11 de The Life That I Love, y algunas del primero no tocaré pero añadiré al repertorio algunos de los temas de Aprendiendo a Perder y Preludio de Luna Hiena de Pablo Líquido.
Tengo ansia viva, pero prisa no, la prisa es para l@s que no estén conformes con su situación, y ese no es mi caso. Bien sabéis que voy a gusto por la vida y que nunca he necesitado mucho más, ni tampoco hacer mucho ruido para sentir que hago las cosas bien, al contrario, en general, y en mi profesión en particular, se hace mucho ruido con muy pocas nueces. Tampoco he necesitado hacer ruido para tener trabajo, aunque obviamente hubiera trabajado mucho más si hubiera hecho ruido, obviamente.

El nuevo disco está al caer pero antes quiero dejar bien atados algunos cabos, y no voy a olvidar lo que me propuse: promocionar los dos al mismo tiempo, así que algunas canciones de Small But True, y sus nuevos vídeos, se entremezclarán con las de The Life That I Love. Va a ser un jaleo de puta madre. No sé cómo irá la cosa, pero que no me voy a aburrir lo tengo claro.

Pronto explicaré también cómo va a ser la primera fase de conciertos de Pablo Works, porque no va a ser algo convencional. De hecho no tengo constancia de que nadie haya hecho nunca el tipo de gira de promoción que pienso hacer los primeros meses. Ya veremos cómo va la idea tontuna que he tenido. Hacer algo diferente es, de entrada, bastante difícil en cualquier ámbito, pero en nuestro gremio se antoja incluso más complicado. Ahí lo dejo, un poco de imperceptible ruido de fondo.

Y por rizar el rizo, si esa primera parte de la gira de promoción de Pablo Works, todos sus primeros conciertos, va a ser «diferente», la segunda parte, la que de entrada será más convencional, también va a ser distinta a lo que se ve por ahí. Bastante interesante, creo yo, va a estar el asunto de los conciertos, que es, como bien sabéis, mi terreno natural y por antonomasia en el que mejor me desenvuelvo.

Pero eso será después de publicar el disco The Life That I Love. Primero a ver si os hace gracia el resultado de mi arduo trabajo y luego vendrá lo demás.

Perdonad la ausencia pública, pero las cosas siento que tengo que hacerlas bien, y de momento hacerlas yo, y eso se traduce en trabajo ingente o, traducido, muuuucho muuucho tiempo… y por mi forma de ser eso quiere decir muy poco RUIDO y espero que muchas y buenas nueces.

Os deseo mucho amor y algunas trifulcas con final feliz!

Pablo Works

Pd: Hagan me el favor de disculpar el embrollo del orden de las grabaciones y publicaciones, pero pese a ser tan extravagantemente enrevesado es exactamente así como se han sucedido los procesos. Hubiera preferido que cada cosa fuera en su plazo, pero ya que eso no ha sido factible al menos nos queda lo anecdótico del jaleo.

Pd2: Y sirva de guinda a todo este despropósito asegurar que el poderosísimo primer single del que será el tercer disco, del que todavía no he grabado, está escrita y esperando su turno desde mucho antes de grabar el primer disco. Va a esperar años, pero llegará su momento.

Pd3: Por si alguien ya ni se acuerda aquí os dejo AMIGO, el único single que saqué, también tímidamente, del primer disco.

ULTIMANDO DETALLES

Ando de aquí para allá como gato encerrado intentando que no se me quede algo en el tintero.

Mandaría webs que después de tanto tiempo, y tanto trabajo, sacara este proyecto (disco, web, redes…) con alguna laguna de esas fruto de un despiste fruto de las prisas.

Es cierto que son un sinfín de cabos sueltos, pero ya no sé dónde tengo la cabeza. El caso es que no he sacado todavía el primer disco y estoy metido hasta el cuello en el segundo. Culpa mía.

Bueno, a falta de tener algún videoclip decente preparado estoy preparando vídeos con las letras y las traducciones.
En esta web se pueden encontrar ya las letras y las traducciones, pero si me empeñé en hacer las canciones en inglés me empeñaré también en dar facilidades para que podáis entenderlas lo más cómodamente posible.
Para muestra un botón:

Voy a seguir organizando Pablo Works en las redes sociales y a terminar el diseño del disco para poder sacarlo lo antes posible, pretendo que sea en marzo.

Un saludo a tod@s los que me seguís, aunque todavía no sabéis que existo.

Pd: Son las paradojas de escribir en una web que nadie sabe que está ya en internet sobre un artista cuyo nombre y canciones todavía nadie conoce. Es una sensación extraña y divertida. Mola.

Pd2: La anterior entrada es de abril de 2017…

VUELVO DONDE EMPECE

Practicamente el 100% de mi motivación a la hora de aprender a tocar instrumentos y a cantar era la de escribir mis canciones.
Nunca me planteé sacar ni tocar versiones (más allá de pasar ratos en casa dándole a Barricada o Los Suaves) y no lo hice hasta cumplir los 27, y fue por casualidades, de risas y a lo tonto…

Curiosamente ese se convirtió con el tiempo en mi modo de vida, mi oficio y mi mayor afición.
Tampoco el nombre artístico Pablo Líquido fue elegido pensando en versiones, el objetivo en aquel momento era exclusivamente presentar mis canciones. Lo registré en 1998 con motivo de mi participación en los certámenes de pop-rock y de cantautores del Gobierno de Navarra, tiempo antes de tocar ningún cover ni nada parecido.

Estoy cerca de cumplir 18 años de gira ininterrumpida (desde septiembre de 1999) y 1500 conciertos, y va siendo hora de darle salida a esa inquietud y a esa vocación que, por los caprichos inescrutables de la vida y el destino, aparté temporalmente, pero que me hizo músico, me ha dado la vida y, finalmente, me ha traído hasta aquí.

Pablo Works es una forma de seguir ese «otro camino» sin interferir en el de Pablo Líquido, e intentando no mezclarlos mucho.
Son dos vías disociadas que discurrirán por mundos y derroteros bien diferentes.
Dos estilos, dos conceptos, dos vidas y dos destinos en una misma persona.

Yo, de entrada, quería hacer mis canciones y cantarlas para la gente, y eso es exactamente lo que voy a hacer ahora.

¿Por qué Pablo Works?
Pablo porque es mi nombre y no sé ser sin él, y para Works todavía hace falta menos explicación.
Estos son mis trabajos, mis emociones y mis palabras, de momento escritos en inglés (no descarto el castellano ni el francés) que ahora mismo es como más cómodo me siento. En definitiva, «mis trabajos» y «en inglés»… = «Works»

Escribir en inglés me resulta mucho más fácil, para decir lo que quiero tengo que ir a la base, con muy poco vocabulario y un profundo desconocimiento de la gramática. No me queda más remedio que sintetizar y simplificar, y así es más sencillo contar cosas… Y además, entrando en el aspecto técnico de la voz, la vocalización y la articulación en inglés son un juego de niños comparado con el castellano.

Bueno, bienvenidos a mi nueva propuesta.
Tod@s sabemos lo que soy capaz de hacer con unas buenas y bien conocidas canciones, una guitarra, un whisky y un escenario, vamos a ver ahora qué otras cosas soy capaz de hacer en otra clave… aunque siempre a mi manera.

En cualquier caso la conclusión es que vuelvo donde empecé.

Gracias, un saludico a tod@s, y espero ser capaz de haceros disfrutar también con mis nuevos  «trabajos».

Pablo Works

1